Sáb, Oct 24 2020 9:57:14am
Text Size

log ut

escudorep

  • DSC_0046___1.jpg
  • DSC_0046_copia.jpg

La segunda etapa - Fase I

PROCESO DE PLANEACIÓN

(La segunda etapa) 

1.- PRESENTACIÓN 

Una vez alcanzados los objetivos y terminada de manera satisfactoria la primera etapa, emprendimos, hacia la segunda semana de septiembre, el desarrollo de la segunda etapa, dedicada a la construcción colectiva de las herramientas de planeación de la FCHA, conforme los lineamientos de la metodología adoptada. Esta segunda etapa tiene tres fases:

1.1- Primera fase: orientada a responder de manera participativa la pregunta ¿Cuál es la Facultad que tenemos? Esta respuesta debe estar vertida en un documento de diagnóstico que dé cuenta de los logros alcanzados y de la situación problemática que tiene la FCHA, con la identificación de los problemas, sus efectos, sus causas y sus consecuencias; es decir, la caracterización de las variables claves vistas por los ojos de los actores relevantes (profesores, estudiantes egresados y servidores públicos).

1.2.- Segunda fase: destinada a responder la pregunta ¿Cuál es la Facultad que queremos? Debe llevarnos a construir un escenario idealizado que explique qué es, qué hace y como queremos que sea la facultad en el año 2025, desde luego partiendo de la situación problemática caracterizada en la primera fase. El resultado de esta fase será el documento básico del Proyecto Educativo de Facultad (PEF).

1.3.- Tercera fase: propuesta para diseñar el camino que debe llevarnos de la Facultad que tenemos a la Facultad que queremos y que en últimas exige la construcción de fines, objetivos y metas que son los insumos básico para la formulación de nuestro Plan de Desarrollo. Para el efecto, es necesario construir las políticas, estrategias, programas y proyectos que permitan superar los problemas o nudos problemáticos que separan la Facultad que tenemos de la que queremos.

En el presente documento damos cuenta de los resultados de la primera fase de la segunda etapa; es decir, ponemos a consideración de la comunidad académica el documento de diagnóstico que contiene tres acápites: en primera instancia la naturaleza de la facultad y sus componentes básicos, enseguida el análisis de los problemas y finalmente un escenario de referencia.

Este documento es el resultado de un ejercicio eminentemente participativo que tuvo la siguiente dinámica: La Comisión de Diagnóstico, con el aporte del profesor Gilberto Parada, en varias sesiones de trabajo y con fundamento en los documentos oficiales reflexionó, analizó y describió la naturaleza y los componentes básicos dela Facultad de Ciencia Humanas y Artes.

Para el análisis de los problemas, se programaron y se desarrollaron 43 talleres la participación de 778 personas (profesores, estudiantes, egresados y servidores públicos). En estos escenarios se presentó la metodología adoptada y apoyados en dos herramientas de observación (Word café y metaplan) se identificó el logro y los problemas de la facultad, estos últimos con sus manifestaciones, causas y consecuencias.

Finalmente la comisión de diagnóstico, con base en el análisis de las manifestaciones y consecuencia visibles en el proceso de análisis de los problemas construyo un escenario de referencia, es decir, una aproximación al escenario que podría vivir la Facultad si no trabaja en la solución de sus problemas materializados en las variables claves.

2.- NATURALEZA DE LA FACULTAD Y COMPONENTES BÁSICOS

2.1.- Reseña histórica

Un lustro de constancias, logros y desencantos

Por: GILBERTO PARADA

     Introducción

     Este es un documento base que se propone servir como referente para la elaboración de una historia institucional más compleja de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes de la Universidad del Tolima. Dado que la Facultad cuenta tan solo con cinco años de existencia, un trabajo de este tipo está mediado por la importancia del presente, lo que hace imprescindible construir una reflexión más dinámica del pasado de la institución. Para llevar a cabo esta síntesis histórica, en suma breve, se realizó una pesquisa en el banco de documentos de la Facultad –serie de documentos aún en construcción- y algunos aportes espontáneos de sus protagonistas. Para lograr este fin, han surgido una serie de preguntas condicionadas por el tiempo presente y venidero: ¿Cuál es la facultad que tenemos? ¿Cuál es la facultad que queremos? para darles respuesta se hace necesario indagar sobre la historicidad de la Facultad, atendiendo los tres componentes fundamentales del quehacer en la docencia, la investigación y la extensión. Cuanto menos, se abre la posibilidad de investigar el decurso de la Facultad con nuevas preguntas y nuevos documentos que la enriquezcan, tales preguntas podrían girar en torno al componente pedagógico, a la política universitaria, a la relación de la Universidad con la sociedad local y global, a la incidencia de la academia en su entorno, a la apropiación de nuevas tecnologías, al devenir intelectual de su profesorado y estudiantado, al clima cultural y político de la comunidad universitaria y a los compromisos éticos y bioéticos de la institución.

     Semblanza actual

     La Facultad de Ciencias Humanas y Artes de la Universidad del Tolima se compone por los Departamentos de Artes y de Ciencias Sociales y Jurídicas, también por los Programas de posgrado: la Maestría en Territorio, Conflicto y Cultura y la Especialización en Derechos Humanos y Competencias Ciudadanas. La integran también los programas de pregrado en Artes plásticas y visuales, Comunicación social- periodismo, Derecho, Sociología, Historia y Ciencia política. Además, están vinculadas a la Facultad el Museo Antropológico, el Centro de Documentación regional del Alto Magdalena, el Proyecto de Archivos Históricos, el Observatorio de Paz y Derechos Humanosy la cinemateca del Tolima. Las funciones primordiales de esta unidad académica, adscrita a la Vicerrectoría Académica de la Universidad, son desarrollar la docencia, la investigación y la extensión.

     La Facultad de Ciencias Humanas y Artes de la UT aparece en 2008, luego de cinco años, la Facultad desarrolla la docencia con una nómina de 38profesores de tiempo completo, también un número importante de catedráticos y becarios en formación doctoral. El número de estudiantes de pregrado es de 996. De otra parte, la investigación se implementa a través de nueve grupos de investigación, cuatro de ellos registrados en Colciencias. La publicación periódica de la Facultad es la revista Oikema, que se edita desde 2011, también cuenta con varios títulos que recogen la experiencia académica y la producción intelectual de sus profesores.

     La formulación de propuestas de educación continua ha sido una demanda constante para la Facultad.[1] Para tal fin, en marzo de 2011 surge la Coordinación de Proyección Social, unidad dependiente de la decanatura, cuyo objetivo inicial fue “proponer políticas, programas y proyectos de extensión social, de educación continuada y convenios interinstitucionales”.[2]Entre 2011 y 2012, la coordinación informó de los pasantes en distintas corporaciones y oficinas públicas, cuyo número osciló entre 19 y 22en ese período. A 2012, la Coordinación reunía catorce proyectos de distinto tipo como: “Comunicación y cultura” que fortalece las emisoras comunitarias y escolares, “Construcción de política pública cultural en el departamento del Tolima” y Programa integral de etno-educación para el sur del Tolima; cinco diplomados que profundizan temas como la planeación urbana, el ordenamiento territorial y la gestión pública; siete talleres de pintura para niños y adultos, fotografía infantil y taller de grabado, entre otros temas. También ha venido trabajando en asesorías y consultorías.

     Recuento histórico

     La Facultad aparece en 2008 como un proyecto integral, de la Vicerrectoría Académica, que se hizo necesario para la Universidad del Tolima en pos de llenar un vacío en la generación de conocimiento de las Ciencias Sociales y las Artes,pues así quedó expresado en el documento de creación: “De la misma forma, la Universidad del Tolima está en deuda con la región y el departamento pues por las características propias y desarrollos históricos regionales y locales se demuestra que la ausencia en programas de pregrado que, articulados con la extensión social y la investigación, ha hecho que la población opte por la mirada externa sobre los conflictos locales y los desarrollos sociales”.[3]Este cometido recogió un estado del arte, en lo concerniente a la enseñanza de las ciencias humanas en el país, durante la primera década del siglo XXI, para resumir que son la economía y la opinión pública las razones principales que justifican la aparición, modificación o conclusión de este tipo de programas de educación superior de carácter humanista.

     Además, el contexto internacional justificaba el interés por la formación humanista, puesto que la realidad nacional ponía a las ciencias sociales y a las artes en un lugar subsidiario respecto de las ingenierías o la medicina; sin embargo, ambos referentes, el nacional y el continental, registraban un incremento considerable en esta área de conocimiento. Precisamente, la formulación de un proyecto de educación humanista podría cuestionar la dimensión del contexto económico neoliberal. Tal incremento en los programas humanistas en la educación superior convergió con las políticas de aumento en la cobertura de programas de pregrado y posgrado, del orden departamental y nacional.[4]

     Los antecedentes de la creación de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes, pueden remontarse a una serie de ideas y proyectos provenientes de la Vicerrectoría Académica y de la Facultad de Educación de la UT. En 1992, la Vicerrectoría Académica propuso la creación de dos facultades, una de Ciencias Sociales y otra de Ciencias Humanas. Siete años después, el Departamento de Ciencias Sociales de la Facultad de Educación, cuya trayectoria se remonta a 1972,redactó un documento para una Facultad de Ciencias Sociales, Educación y Arte. En 2007, aparece el documento de la Vicerrectoría Académica: “Elementos de contexto para la constitución de la propuesta de la Facultad de Humanidades y Artes” y en 2008 se publica el editorial informativo “las Ciencias Humanas y las Artes en la Universidad del Tolima”; no obstante, el documento que la da vida a la Facultad de Ciencias Humanas y Artes es el Acuerdo 0042 de octubre de 2008, casi simultáneamente a este acuerdo, el Consejo Superior de la UT estipuló los cargos de Decano, Director de Departamento, Jede de la Unidad Académica y el de secretarias.

     Luego de una fase preparatoria, la agenda de la Universidad en cabeza de la Vicerrectoría Académica, dio lugar a una etapa más dinámica de para definir en la realidad el proyecto de Facultad más grande de la UT que tenía como inicial objetivo ser el apoyo para fundamentar la formación social y humanística en la universidad. Específicamente pretendía: “Ser una unidad académica que se constituya en un epicentro de la educación, la investigación y la proyección social de las humanidades y las artes, de manera que contribuya eficazmente al desarrollo de la región y a la construcción de un proyecto de nación, regida por los principios de autonomía, universalidad y democracia”.[5]

     Así pues, la actividad de la Facultad inicia con los programas académicos de pregrado de Artes plásticas, queempezó el segundo semestre de 2009 con 46 estudiantes inscritos, y con el programa de Comunicación social - periodismo, que en 2008 presentó un registro de 47 estudiantes en el primer semestre de ese años. También con los programas de posgrado, la Especialización en derechos humanos y la Maestría en Territorio, conflicto y cultura, esta maestría apareció oficialmente en agosto de 2005 y en marzo 2007 obtuvo el registro calificado del Ministerio de Educación, a 2012 registro seis cohortes con 153 estudiantes matriculados. Excepto el programa de Artes plásticas, los tres restantes provenían de la Facultad de Educación.

     En 2008, el número de profesores adscritos al área de Ciencias Sociales llegó a 16, ocho con títulos de maestría y dos con doctorado, ese grupo profesoral adscrito a la Facultad de Educación sería la base de la nómina docente de la nueva Facultad de Ciencias Humanas y Artes por lo que se hacía imprescindible realizar un concurso público para aumentar el grupo de profesores de tiempo completo. Pese a ello, el número de profesores catedráticos desde el inicio de la Facultad ha sido muy superior respecto a los profesores de planta, siendo este un síntoma de la educación superior colombiana, ya que de acuerdo con el documento Contextos, internacional, nacional y regional, si bien durante los primeros años de la década de 1990 aumentan los programas académicos de educación superior en el país, es también un hecho que el número de profesores de planta no corresponde proporcionalmente a tal aumento de la oferta académica de las universidades colombianas.[6]En tanto, el gobierno nacional discute si el Estado debe seguir comprometido con la educación superior o abrir la posibilidad que el sector privado invierta tenga el control de las instituciones públicas para aumentar la oferta académica.

     En 2009 el número de profesores de planta aumentó en cinco profesores de tiempo completo y cuatro profesores ocasionales de tiempo completo. En 2010 los profesores ocasionales se convierten en profesores de planta de tiempo completo, por lo que el total de profesores de la Facultad ascendió a 24 profesores de planta. En el semestre A de 2012 se incorporaron siete profesores de planta y cinco becarios de formación doctoral y en el siguiente semestre se incorporaron cuatro profesores ocasionales de tiempo completo. En el mismo período, un dato que revela el desbalance que vive la Facultad entre el profesorado de planta y catedráticos lo resume el informe del programa de Comunicación social-periodismo. En tanto que los profesores catedráticos que se desempeñan en el programa fueron 67, los profesores de planta fueron adscritos a dicho programa tan solo cuatro.[7]

     La historia de la Facultad recorre dos causes. Como se ha dicho, la experiencia del área de Ciencias Sociales de la Facultad de Educación proveyó el capital docente para emprender las labores de la nueva facultad y la trayectoria de sus programas iniciales de pregrado y posgrado. De otra parte, el proyecto de creación del programa de Artes plásticas fue el producto de una comisión externa que preparó la ruta que preparó la aprobación oficial del programa de artes dela UT ante el Ministerio de Educación Nacional.La historia de este programa puede rastrearse al año 1956, cuando tiene lugar la apertura oficial al programa de Bellas Artes en la Universidad del Tolima, y experimenta un vínculo muy fuerte con el programa análogo de la Universidad Nacional de Colombia Sede Bogotá; hacía 1970 el currículo del programa es reformado para dar cabida a la historia del arte, en 1978 ocurre el cierre del programa en un contexto de “las dinámicas sociales y políticas de aquella época.” Al finalizar la década de 1970, la Universidad atraviesa por una fase de cierre de programas y despido de profesores.  Treinta años después, en 2009 se abre un programa de  Artes Plásticas y Visuales. “Desde entonces se han venido consolidando los procesos formativos y se hace imperiosa la necesidad de configurar procesos investigativos”.

     Los desencantos han tenido que ver con circunstancias que han impedido los avances de la Facultad. El espacio físico ha sido una de esas circunstancias, pues si bien es cierto que la Facultad surge como una unidad académica con el personal docente y con profesionales de apoyo, era cierto también que no se previó un espacio propio dentro del campus. La apropiación del lugar ocurrió en el que funciona actualmente la Facultad se dio casi de manera accidental, sin la previsión de la planta docente y de los estudiantes, la carencia de muebles y la estreches del sitio aún inciden en el momento presente. Otro inconveniente que marcó el inicio de la Facultad fue la confusión entre las dinámicas administrativas y académicas,[8]aunado al número escaso del personal de apoyo administrativo con el que contó la Facultad en su origen.

     Además, surgen otros elementos de desencanto que se convierten en reto para la Facultad. Los programas atraviesan la dificultad que las profesiones ofertadas por la Facultad no tiene trayectoria en el departamento; a la vez, se constituye en una fortaleza puesto que la naturaleza pública de la UT, hace que los programas humanistas sean incluyentes en un país en el que el capital económico y cultural es muy desigual.

 2.2.- Caracterización de la Facultad

 La Facultad de Ciencias Humanas y Artes, cuenta con seis Programas académicos de pregrado, una Especialización y una Maestría. Estos programas fueron creados mediante los siguientes acuerdos del Consejo Superior:
 

  • Acuerdo 043 del 29 de octubre de 2008: Programa de Derecho
  • Acuerdo 044 del 29 de octubre de 2008: Programa de Historia
  • Acuerdo 046 del 29 de octubre de 2008: Programa de Ciencia Política
  • Acuerdo 048 del 29 de octubre de 2008: Programa de Artes Plásticas y Visuales
  • Acuerdo 049 del 29 de octubre de 2008: Programa de Sociología.
  • Acuerdo 019 de julio 15 de 1998: Programa de Comunicación Social.

 

Por el perfil y los objetivos de formación, el  programa de comunicación social, la Especialización en Derechos Humanos y Competencias Ciudadanas y la Maestría en Territorio, Conflicto y Cultura se adscribieron a esta Facultad. Originalmente fueron programas ofertados desde la Facultad de Educación.

ORGANIGRAMA

  

El soporte académico-administrativo de los programas en mención es el siguiente:

CONSEJO DE FACULTAD

 

El Consejo de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes, como la máxima instancia académico-administrativa está conformado, de acuerdo a lo reglamentado por los estatutos de la Universidad por: El Decano: Profesor GERMAN CALDERON CALDERON, El secretario de Unidad académica: RICARDO NARANJO,  El Jefe del Departamento de Ciencias Sociales y Jurídicas: FELIX RAÚL MARTINEZ, La Jefe del Departamento de Humanidades y Artes: MARTHA ELIZABETH BARON, La Directora del programa de Derecho: GABY ANDREA GÓMEZ, la Directora del programa de Historia: JANETH PIEDRA, la Directora del programa de Ciencia Política: DIANA VICTORIA TOVAR, la Directora del programa de Artes Plásticas: CLAUDIA ORTIZ, la Directora del programa de Sociología:  MARCELA DEL ROCÍO RODRÍGUEZ, el Director del programa Comunicación social-periodismo: RAFAEL GONZALEZ, el Coordinador de la Maestría en territorio, conflicto, cultura: HERNAN RODRIGUEZ URIBE Y El representante estudiantil: CAMILO PADILLA.

 

En la actualidad, el Consejo de Facultad desarrolla sus actividades sin el representante de los egresados y sin el representante de los profesores. La reciente conformación de la Asociación de Egresados de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes, puede posibilitar de forma efectiva, el nombramiento del representante de los egresados, ante el Consejo de la Facultad. En cuanto al nombramiento del representante de los profesores, el mismo depende de la convocatoria que deberá realizar para tal efecto la Vicerrectoría Académica. Hasta hoy, no hay una fecha definida para adelantar las elecciones.

 

COMITÉS CURRICULARES

La Facultad cuenta con 8 Comités Curriculares activos conformados por el Director de Programas, los profesores, representantes estudiantiles y egresados para los programas que ya han graduado cohortes. Bajo la responsabilidad de estos comités curriculares se han adelantado modificaciones a los planes de estudio de los diferentes programas académicos.

 

PROGRAMAS 

MIEMBROS DE COMITÉS CURRICULARES

COMUNICACIÓN SOCIAL

Rafael González (Director)

Alexi Carolina Triana Rodriguez

Arlovich Correa Manchola

Beatriz Eugenia Jaime

Diego Avendaño Hernán Rodríguez

Hernán Rodríguez

Jhon Fredy Sanchez

Jorge Andrés Tafur

Lizandro Angulo

Luís Fernando Rozo

María Rosa Helena Del Pilar López Silva

Marisol Mesa Galicia

Pierre Edinson Díaz 

DERECHO

Gaby Andrea Gómez (Directora)

Omar Mejía Patiño

Florelia Vallejo

Inés Yohanna Pinzón

Germán Calderón Calderón

César Augusto Delgado Ramos

Andrés Felipe Cuéllar

José Alberto Restrepo 

HISTORIA

Luz Janeth Piedra (Directora)

José del Carmen Buitrago

Hernán Clavijo

Elías Gómez

Gilberto Parada

Andrea Pantoja

Pierre Edison Díaz

Diego Fabián Arévalo

Félix Raúl Martínez

José Manuel Saavedra

José Emigdio Díaz 

ARTES PLASTICAS Y VISUALES

Claudia Ortiz (Directora)

Oscar Ayala

Wilson Gómez

Anamaría Bernal

Ricardo Moreno

Albeiro Arias

RicardoPerez 

CIENCIA POLÍTICA

Diana Tovar (Directora)

Julián Cuellar

Francisco Arias

Jorge Gantiva

Oscar Giovanni Parra

Maria Cristina Ovalle 

SOCIOLOGÍA

Marcela Rodríguez (Directora)

Fabio Sandoval

Noelba Millán

Efraían Herrera

Karim Sanabria 

MAESTRIA EN TERRITORIO CONFLICTO Y CULTURA

Hernán Rodríguez (Director)

Fabio Sandoval

Francisco Arias

Arlovich Correa

Jerson Candela 

Jeison Fernando Esquivel 

ESPECIALIZACIÓN EN DERECHOS HUMANOS

Diego Alejandro Zuluaga (Director)

Germán Calderón

Fernando Cruz

Noelba Millán

José de Jesús Gamboa

Marcela Barragán 

DEPARTAMENTOS

El estamento profesoral de la Facultad es heterogéneo en su composición y representa la instancia clave en los procesos de docencia, investigación y proyección social. Por esta razón, La Facultad se encuentra en un proceso acelerado de crecimiento de su planta docente.

Los profesores se adscriben a departamentos. El Departamento de Ciencias Sociales y Jurídicas y el Departamento de Humanidades y Artes son unidades académicas, adscritas a la Facultad de Ciencias Humanas y Artes. Estos departamentos lo integran  profesores de planta de tiempo completo con niveles de formación en pregrado y posgrado en diversos campos disciplinares de las Ciencias Sociales, las Artes y las Humanidades.

Bajo su responsabilidad está la administración de los programas de Artes Plásticas y Visuales, Ciencia Política, Comunicación Social – Periodismo, Derecho, Historia y Sociología. Igualmente, son los responsables de los cursos que representan la formación social y humanística en todos los pregrados de la Institución. En cumplimiento de las funciones de investigación y proyección social, todos sus integrantes formulan y desarrollan de manera permanente proyectos de investigación e intervención social.

 

En la actualidad, la Facultad de Ciencias Humanas y Artes cuenta con un número mayor de profesores de planta. Los profesores se encuentran adscritos a dos departamentos, el ya mencionado de Ciencias Sociales y Jurídicas y el Departamento de Humanidades y Artes.

 

En el año 2011 y en el marco de la convocatoria de profesores de tiempo completo y becarios que adelantó la Universidad, se realizó un proceso de convocatoria para 9 profesores de planta y 7 becarios para la Facultad. Fruto de esa convocatoria, en el semestre A de 2012 se vincularon 5 becarios que están relacionados en el cuadro dos. Los becarios se inscriben a los dos departamentos con que cuenta la Facultad.

 

El siguiente cuadro muestra el consolidado de profesores de planta y becarios con los que cuenta la Facultad de ambos Departamentos:

 

 

FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS Y ARTES

PROFESORES DE PLANTA

SEMESTRE B - 2013

No.

NOMBRE DEL PROFESOR

CATEGORÍA

NIVEL DE FORMACIÓN

1

ANGULO RINCÓN LIZANDRO

ASISTENTE

DOCTOR

2

ARÉVALO RUIZ HÉCTOR EDGARDO

ASOCIADO

ESPECIALISTA

3

ARIAS MURILLO FRANCISCO ANTONIO

ASISTENTE

DOCTOR

4

AYALA SERRANO OSCAR JAVIER

ASISTENTE

MAGISTER

5

BERNAL CORTES ANA MARÍA

ASISTENTE

MAGISTER

6

BUITRAGO PARRA JOSE DEL CARMEN

ASOCIADO

MAGISTER

7

CALDERÓN CALDERÓN GERMÁN

ASISTENTE

MAGISTER

8

CERVANTES BOTERO ELSA PATRICIA

ASISTENTE

ESPECIALISTA

9

CLAVIJO OCAMPO HERNÁN

ASOCIADO

DOCTOR

10

CORREA MANCHOLA ARLOVICH

ASISTENTE

MAGISTER

11

CUELLAR ARGOTE JULIÁN ANDRÉS

ASISTENTE

MAGISTER

12

DEL BASTO DE PÉREZ LILIANA MARGARITA

ASOCIADO

DOCTORA

13

DÍAZ POMAR PIERRE EDINSSON

ASISTENTE

MAGISTER

14

ESPINOSA RICO MIGUEL ANTONIO

ASISTENTE

MAGISTER

15

GANTIVA SILVA JORGE OCTAVIO

TITULAR

ESPECIALISTA

16

GÓMEZ CONTRERAS ELIAS

ASISTENTE

MAGISTER

17

GÓMEZ AGUDELO JORGE WILSON

ASISTENTE

MAGISTER

18

GONZÁLEZ CALLE JORGE LUIS

ASISTENTE

DOCTOR

19

HERRERA ESPINOSA EFRAÍN

ASOCIADO

MAGISTER

20

JAIME PÉREZ BEATRÍZ EUGENIA

ASISTENTE

MAGISTER

21

LOZANO RESTREPO JAIME FRANCISCO

ASOCIADO

MAGISTER

22

MARTÍNEZ CLEVES FÉLIX RAÚL

ASISTENTE

MAGISTER

23

MEJÍA PATIÑO OMAR ALBERTO

ASISTENTE

DOCTOR

24

MILLAN CRÚZ NOELBA

ASOCIADO

MAGISTER

25

MORENO BAPTISTA RICARDO

ASISTENTE

MAGISTER

26

MORENO SANDOVAL ARMANDO

ASOCIADO

DOCTOR

27

PANTOJA BARCO ROSITA ANDREA

ASISTENTE

DOCTOR

28

PARRA GILBERTO ENRIQUE

ASISTENTE

MAGISTER

29

PÉREZ BERNAL RICARDO ANDRÉS

ASISTENTE

MAGISTER

30

PINZÓN MARÍN INÉS YOHANNA

ASISTENTE

MAGISTER

31

RODRÍGUEZ URIBE HERNÁN

ASISTENTE

MAGISTER

32

ROZO VELASQUEZ LUIS FERNANDO

TITULAR

MAGISTER

33

SALGADO LÓPEZ HÉCTOR

ASOCIADO

ESPECIALISTA

34

SANDOVAL PATARROYO FABIO ALFONSO

ASOCIADO

ESPECIALISTA

35

VALLEJO TRUJILLO FLORELIA

ASISTENTE

MAGISTER

36

VARELA TANGARIFE DIEGO ANDRÉS

ASISTENTE

MAGISTER

37

VARÓN PÁEZ MARTHA ELIZABETH

ASISTENTE

DOCTORA

38

ZAMBRANO RODRÍGUEZ CÉSAR AUGUSTO

ASISTENTE

PREGRADO


El número de Programas académicos de la Facultad,  sobrepasa la capacidad de los departamentos para responder a la demanda de docentes.Por esta razón,la Facultad de Ciencias Humanas Y Artes, cuenta con un grupo amplio de catedráticos que son pieza clave en los procesos de formación.
 

Los siguientes cuadros muestran el crecimiento de profesores de planta y catedráticos en la Facultad de Ciencias Humanas y Artes. 

 

CRECIMIENTO PROFESORES PLANTA

S-B-2008

S-A-2009

S-B-2009

S-A-2010

S-B-2010

S-A-2011

S-B-2011

S-A-2012

S-B-2012

S-A-2013

16

16

24

24

24

24

25

30

36

38

 

 CRECIMIENTO PROFESORES CATEDRÁTICOS

S-A-2009

S-B-2009

S-A-2010

S-B-2010

S-A-2011

S-B-2011

S-A-2012

S-B-2012

S-A-2013

43

46

56

66

77

85

91

108

125

 

Los profesores de planta y catedráticos también asumen responsabilidades en las Unidades adscritas a la facultad de Ciencias Humanas y Artes. Las unidades adscritas son unidades encargadas de apoyar los procesos de docencia,  investigación y proyección social.  Estas Unidades apoyan el cumplimiento de las funciones misionales de la  Facultad.

 

El Consejo de Facultad, los Programas Académicos, los departamentos y las Unidades adscritas desarrollan sus actividades de forma coordinada para apoyar los procesos de formación de los estudiantes de la Facultad, que inició actividades el Semestre A de 2009  con 340 estudiantes de los programas de pregrado. Específicamente del programa de Comunicación Social y el programa de Ciencias Sociales. 

 

Para el  semestre B de 2011 y fruto de la implementación de los diferentes programas académicos de la Facultad se cuenta con 948 estudiantes lo que significa un crecimiento del 279%.

 

ESTUDIANTES

FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS Y ARTES

UNIVERSIDAD DEL TOLIMA 

 

SEM-A  2009

SEM B- 2009

SEM A-2010

SEM B-2010

SEM A-2011

SEM-B 2011

SEM A-2012

SEM-B 2012

SEM A-2013

CIENCIAS SOCIALES

126

113

81

66

46

19

7

4

4

COMUNICACIÓN SOCIAL-PERIODISMO

214

252

272

325

368

371

361

364

382

ARTES PLASTICAS

45

76

104

126

149

162

169

187

SOCIOLOGIA

41

69

105

131

146

176

209

HISTORIA

19

33

71

72

67

73

76

DERECHO

41

83

124

164

203

235

CIENCIA POLITICA

43

82

114

140

173

TOTAL

340

410

489

638

842

948

1021

1129

1266

 

En lo relacionado a los programas de Postgrado de la Facultad presentaron el siguiente comportamiento a nivel de número de estudiantes.

 

POSGRADO: MAESTRIA EN TERRITORIO CONFLICTO Y CULTURA

SEMESTRES

B/2007

B/2008

B/2009

B/2010

B/2011

B/2012

B/2013

COHORTE

1

2

3

4

5

6

7

No. ESTUDIANTES

36

21

30

27

15

23

17

 

 

 

POSGRADO: ESPECIALIZACIÓN EN DERECHOS HUMANOS Y COMPETENCIAS CIUDADANAS

SEMESTRES

A/2009

B/2009

A/2010

B/2010

A/2011

B/2011

A/2012

B/2012

A/2013

COHORTE

1

2

3

4

5

6

7

8

9

No. ESTUDIANTES

27

25

35

24

23

25

17

20

 

Como lo demuestran las cifras, la Facultad de Ciencias Humanas y Artes es la facultad que concentra el mayor número de estudiantes de la Universidad. Ese hecho, hace más evidente el problema de la asignación de salones para los diferentes programas. Para el Semestre B de 2013 el número de asignaturas sin espacio físico asignado es de 35. El programa de Ciencia política tiene dos asignaturas sin espacio físico. El número de estudiantes matriculados en esas asignaturas es de 70; Comunicación social-periodismo reporta dos asignaturas sin espacio físico asignado. El número de estudiantes matriculados en las asignaturas es de 49; El programa de Historia tiene seis materias sin espacio físico asignado. El número de estudiantes matriculados es de 57, El programa de  Sociología tiene 6 materias sin espacio físico asignado. El número de estudiantes matriculados en las asignaturas es de 112.  El programa de derecho tiene 3 materias sin espacio físico asignado. El número de estudiantes matriculados es de 51. El programa de Artes plásticas, que en el desarrollo curricular requiere crear grupos pequeños para el cumplimiento del plan de estudios, tiene durante el semestre B de 2013, 16 asignaturas sin espacio físico asignado. Este hecho afecta a 221 estudiantes.

 

UNIDADES ADSCRITAS

 

Las unidades, con sus objetivos y líneas de acción son las siguientes: 

 

El OBSERVATORIO DE PAZ Y DERECHOS HUMANOS

 

Es una Unidad o Centro Académico – Administrativa, adscrito a la Facultad de Ciencias Humanas y Artes de la Universidad del Tolima por medio del Acuerdo No. 042 de 2008 del Consejo Superior.

 

Objetivo:

 

•  Desarrollar procesos de investigación, formación y extensión social, que contribuyan a la construcción de la paz, al respeto de los derechos humanos, del derecho internacional humanitario, la convivencia y la participación ciudadana, la resolución pacífica de conflictos, la educación para la democracia y al desarrollo de acciones humanitarias en el marco constitucional colombiano, como aporte a al desarrollo integral regional y del país.

 

Líneas de acción:

 

•          Investigación

•          Formación- Educación

•          Promoción, Comunicación y Difusión

•          Formulación e implementación de políticas públicas

•          Relaciones Nacionales e internacionales

 

MUSEO ANTROPOLOGICO

El Museo Antropológico de la Universidad del Tolima fue creado en el año 1967, por medio del Acuerdo 006 del Consejo Superior. A comienzos de 1971 se inicia su organización y el servicio a la sociedad tolimense. El Museo universitario es un recurso académico de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes y está adscrito al departamento de Ciencias Sociales y Jurídicas.

Actualmente, el Museo cuenta con un programa de investigación en arqueología regional fortalecido con el trabajo de su equipo académico: el Grupo de Investigación en Arqueología y Patrimonio Regional GRAPA, conformado con el propósito de obtener resultados arqueológicos importantes para una región que requiere reconstruir su pasado histórico.

Objetivos:

Gestionar el reconocimiento patrimonial para la puesta en valor de los bienes arqueológicos (muebles e inmuebles) documentados mediante la investigación arqueológica, por medio de relaciones interinstitucionales.

  • Crear y fomentar espacios de capacitación e interacción educativa donde se difundan los resultados del programa de investigación regional, involucrando a la población escolar (de educación básica primaria y secundaria) y a la sociedad en general, a través de diferentes exposiciones en la sede del Museo, en otros espacios del campus universitario o en otras ciudades y localidades de los ámbitos regional y nacional.
  • Realizar y desarrollar diferentes montajes para exposiciones temporales, con diferentes museos y otras entidades académicas.
  • Aportar a la conservación y divulgación del patrimonio arqueológico, etnográfico, artístico, musical, culinario, de la región tolimense.

Líneas de acción:

  • Visitas guiadas a la sala de exposiciones permanente.
  • Préstamo de exposiciones temporales.
  • Conferencias educativas sobre la historia prehispánica regional.
  • Servicio de biblioteca y sala de conferencias.
  • Asesoría para la tenencia en comodato de materiales arqueológicos ante el ICANH.

 

ARCHIVO HISTÓRICO DE IBAGUÉ

Mediante acuerdo 012 de 1978 del Concejo Municipal se  creó el ARCHIVO HISTORICO DE IBAGUE como unidad adscrita al Instituto Municipal de Cultura, pero este proyecto sólo se hizo realidad a partir del año 1981, cuando la Universidad del Tolima creó el Centro de Investigación Histórica (1981), y posteriormente el Programa Permanente de Archivos Históricos del Tolima (Acuerdo 037 del Consejo Superior del 3 de Abril de 1984), y a partir de los cuales adelantó un largo proceso de  rescate, organización, clasificación y descripción de acervos documentales históricos comenzando por los fondos del cabildo y la alcaldía, y posteriormente con documentos del  Archivo judicial y de las Notarías Primera y Segunda.

Objetivo: Propender por la recuperación y conservación del Patrimonio documental de la región, y con él, la preservación de los testimonios a partir de los cuales se puede construir su historia y memoria. 

 

Líneas de acción:

  • Atención a investigadores y público en general que acude al Archivo para consultar el material documental
  • Visitas guiadas.
  • Servicios notariales

EMISORA TU RADIO, LA READIO DE LA UT

Emisora Tu Radio nace a partir del semestre B de 2010,  desde el Programa de Comunicación Social – Periodismo, como un proyecto comunicativo de la Universidad del Tolima, enfocado a la participación y la inclusión de la comunidad educativa, respetando la diversidad y la pluralidad.

  

Objetivos:

  • Educar, informar, entretener y promover valores sociales y el pensamiento libre, ofreciendo una programación variada e innovadora mediante una radio dinámica y participativa que propenda por la integración de los estudiantes a través de la web, respetando la diversidad y la pluralidad.
  • Ser constructor de pensamiento crítico, propiciando espacios de discusión, análisis y debate, y realzando, desde el quehacer cotidianodelas comunidades, valoresderespeto, convivencia y solidaridad, con miras a fortalecer el tejido social y comunicativo.

Líneas de acción:

  • Difusión de la cultura y la ciencia
  • Estímulo al flujo de investigaciones y de información científica y tecnológica aplicada al desarrollo.
  • Fortalecimiento del patrimonio cultural y natural de la nación
  • Preservación de la pluralidad, identidad e idiosincrasia nacional
  • Ser instrumento para la construcción de una sociedad mejor informada y educada
  • Promoción de valores cívicos, la solidaridad, la seguridad, el ejercicio ciudadano, la cultura democrática y la gobernabilidad
  • Construcción y preservación del patrimonio sonoro de la Nación

FORMACIÓN CONTINUA Y PROYECCION SOCIAL.

 

La Facultad de Ciencias Humanas y Artes creó la Coordinación de Proyección Social en el mes de marzo de 2011 que tiene como propósito el desarrollo de actividades académicas de extensión de la educación continuada, convenios, contratos y proyectos especiales. Actualmente el Coordinador de Proyección de la Facultad es Diego Andrés Varela.

 

  1. 4.ANALISIS DE LOS PROBLEMAS

 

El propósito de los talleres ha sido mirar la realidad por los ojos de los actores relevantes y efectuar, más que un análisis de enfoque reduccionista, una síntesis de carácter sistémico que permita ver las relaciones, las propiedades emergentes, los patrones, e identificar el núcleo problemático de mayor motricidad.

Se pudieron en identificar diversos conflictos: entre individuos, algunos de los cuales obedecen a diferencias en personalidad, o a discrepancias en objetivos o distribución de recursos; entre individuos y la Facultad, los cuales se manifiestan en insatisfacción, ausentismo, o sabotajes…; dentro de las unidades; entre unidades al mismo nivel y entre unidades de diferentes niveles, algunos de los cuales implican distribución de recursos o prácticas y políticas que llegan de la administración central, y finalmente, conflictos dentro de la Universidad en total. Incluso, se pueden dilucidar, en una lectura cuidadosa de los informes, algunos conflictos potenciales y reales con los implicados externos: gobierno, comunidades y grupos de interés.

Es claro, que la naturaleza de los problemas que se perciben es divergente y que no existen algoritmos o fórmulas para entenderlos o tratarlos, como sí los hay para problemas estructurados; más bien, los problemas encontrados se caracterizan por su naturaleza transdisciplinaria(los supuestos desde los cuales los actores los observan y describen son diferentes); emergen de las interacciones recurrentes entre los mismos actores, lo que hace imperativo el examen de tales relaciones para comprender en su conjunto la problemática, puesto que en un sistema ¨el todo es superior a la suma de las partes¨, es decir, sus propiedades lo son de las relaciones; (…ninguna parte de un avión lo lleva a uno a ningún lado…) razón por la cual, requieren de una observación sistémica más que analítica: no es agregar observaciones independientes hechas sobre la lista de los componentes identificados; más bien, lo que se hizo en el consejo de la Facultad fue efectuar una síntesis de las observaciones sobre las relaciones entre componentes.

Para comprender la situación problemática es preciso iterar ciclos desde la identificación de los actores relevantes y sus relaciones hasta sintetizar sus descripciones de la realidad… y vuelta a empezar, en un proceso colectivo de aprendizaje en el que es bueno dejar claro que comprender la situación problemática, NO significa encontrar las causas principales que la generan (tendencia de origen reduccionista muy generalizada entre nosotros). Por ello, entendemos la planeación como un proceso permanente de aprendizaje…

Por lo pronto, algunas herramientas de observación nos han permitido ordenar las percepciones de los actores: hemos desarrollado talleres mediante adaptaciones al Metaplán y al World Café; y para la descripción de la situación problemática, mientras el grupo de diagnóstico prepara diversas herramientas, tales como diagramas de frecuencia, series de tiempo, diagramas de causa efecto… el grupo de trabajo del Consejo de Facultad, escogió la espina de pescado y las matrices de incidencia construidas a partir de las variables relevantes de la situación problemática para describir lo que encontramos como resultado de las conversaciones con los actores relevantes participantes hasta el momento, en el proceso de planificación.

Así, escuchando las exposiciones de los responsables de los talleres, reunimos las explicaciones que hicieron los actores relevantes de la situación problemática, sus enunciados de problemas, causas, manifestaciones y consecuencias, e identificamos los temas problematizados; el siguiente fue el resultado:

Planeación, comunidad académica, profesores, estudiantes, comunicación, normas, estructura organizacional, participación, presupuesto, (autonomía financiera), politización, identidad, (pertenencia, integración con la facultad) procesos administrativos, evaluación docente, currículo, investigación, proyección social, condiciones laborales, injusticia (proporcionalidad de funciones), catedráticos, relación de la FCHA con el sector externo y tensiones de poder.

Un somero análisis de precedencias, permitió a los asistentes agrupar un poco aquellos temas que con diferentes o similares  palabras enunciaban un mismo tema; (ej: identidad y sentido de pertenencia…) y luego, mediante un sistema de ¨compra¨ de variables por parte de los asistentes en su calidad de actores-expertos, se escogieron aquellas variables que harían parte de la matriz de incidencias. Se calificó, entonces, la incidencia de cada una con respecto a todas las demás diligenciando la matriz. El proceso de conversación mejoró la comprensión de los participantes sobre la situación problemática de la Facultad resultando así, tan importante como el producto obtenido: un análisis estructural:

 

MATRIZ DE INCIDENCIAS:

 

 

 

ANALISIS ESTRUCTURAL:

El interés del ejercicio consiste en estimular la reflexión sobre los comportamientos contra-intuitivos del sistema. Sus resultados no deben ser tomados al pie de la letra pues su finalidad es hacer reflexionar. Está claro que no hay una lectura única u oficial de sus resultados y conviene que el grupo forje su propia interpretación. Sus límites son relativos al carácter subjetivo de la lista de variables elaboradas, tanto como las relaciones entre variables, de ahí la importancia que cobra la participación de los actores relevantes: los resultados, lo mismo que los datos de entrada, nos dicen cómo perciben la realidad, cómo se ve el grupo a sí mismo y al sistema estudiado.

Las etapas del método son las siguientes: listado de variables, descripción de las relaciones entre las variables e identificación de variables clave.

  1. 1.Listado de variables: enumeramos el conjunto de variables que caracterizan la situación problemática, recogidas mediante conversaciones libres entre actores relevantes; reunimos las explicaciones y descripciones de lo que significan para ellos de modo que podamos ver su evolución, caracterizarlas e incluso medirlas o apreciarlas.

 

  1. 2.Descripción de las relaciones: desde una perspectiva sistémica, una variable existe únicamente por su tejido relacional con las otras variables, en la matriz de incidencias observamos estas relaciones directas, su diligenciamiento es cualitativo y la reflexión sistemática y exhaustiva (responde a cerca de doscientas cincuenta preguntas, en este caso) que permite ordenar ideas y crear un lenguaje común al seno del Consejo de la Facultad.[9]

 

  1. 3.Identificación de las variables clave:

 

 

Zonas del plano cartesiano

 

Los ejes de coordenadas se dividen en cuatro cuadrantes:

  • El superior derecho o zona de conflicto, donde se encuentran variables altamente influyentes y altamente dependientes. El hecho que estas variables se sitúen en este cuadrante indica dos cosas: primero, los expertos-actores les dieron una alta calificación de influencia/dependencia sobre las demás y segundo, todas estas variables son gobernadas por los actores y al mismo tiempo son factores de inestabilidad, es decir, cualquier acción sobre ellas tiene consecuencia en el resto del sistema. Son variables clave: La planeación, los profesores, los estudiantes, el currículo, la comunicación y la politización.

 

  • El eje superior izquierdo es llamado zona de poder, variables altamente influyentes y poco dependientes; es decir, éstas causan un gran impacto en las demás variables, sin embargo, difícilmente podrán ser modificadas por los actores:  el presupuesto, la estructura orgánica, los procesos académico-administrativos y la infraestructura.También se constituyen en variables clave por su motricidad.

 

  • El eje inferior izquierdo, es la zona autónoma con variables poco influyentes y poco dependientes; aquí se encuentran las variables que no pueden evitar la evolución y los cambios llevados a cabo por el sistema, ni tomar ventajas sobre el mismo.

 

  • En el cuadrante inferior derecho encontramos la zona de salida con variables poco influyentes y altamente dependientes; todas ellas son sensibles o dependen de la evolución de las variables en el sistema: sentido de identidad o de pertenencia, la investigación, la participación, la pertinencia y la proyección social.

Significados atribuidos a las variables clave:

 

 

VARIABLES /ZONA DE CONFLICTO

 

 

SIGNIFICADOS ATRIBUIDOS

POR LOS ACTORES

PLANEACIÓN

  • Ausencia de metas a largo plazo y de lineamientos básicos para el desarrollo de un proyecto común.
  • Falta de objetivos comunes
  • Se crearon diferentes programas sin los recursos necesarios
  • No se hace una planeación, lo que repercute en los procesos académicos y administrativos
  • Se refiere a la dificultad que se evidencia en la facultad para responder a tiempo, con la asignación de docentes, salones y salidas de campo
  • Falta de organización que conduce a desorden, improvisación y ausencia de interrelaciones de los agentes educativos y morales.
  • Dificultades logísticas, escasez y desarrollo propio de recursos, lo cual conduce a la  improvisación.
  • Débiles relaciones de la Facultad con los gremios originada en la débil institucionalidad provocada por deficiencias de la planeación

PROFESORES

  • Proceso de selección;
  • Desproporción entre número de catedráticos y de docentes de planta;
  • pocas asesorías, problemas de pedagogía y evaluación
  • Falta de docentes de planta
  • Pérdidas de clase por demoras en la asignación de docentes
  • Los profesores desconocen las dificultades de los estudiantes.
  • Hace referencia al número de profesores de planta que pueden acompañar los procesos de docencia e investigación.

ESTUDIANTES

  • Se mencionan para señalar que participan poco
  • Falta de organización colectiva de los estudiantes 
  • Falta de apoyo institucional a las actividades académicas de los estudiantes 
  • No se han generado mecanismos de participación de los estudiantes
  • Los estudiantes no se sienten representados por los administrativos
  • Poca exigencia del nivel académico de los estudiantes

CURRÍCULO

  • Se refiere a las pocas prácticas académicas, a los diversos espacios democráticos, a los planes curriculares permanentes y a un pensum que consideran corto
  • También a materias clave que hacen falta.
  • Hace referencia a la dificultad que el programa presenta a la hora de recopilar los planes de curso de cada una de las asignaturas.
  • Algunas materias carecen de núcleos temáticos adicionales para completar el proceso

COMUNICACIÓN

  • Se menciona para señalar que no hay canales permanentes que permitan conocer del quehacer de la Facultad
  • Negación del otro
  • Falta de disposición para la escucha
  • Hace referencia a las dificultades en la socialización y difusión de diferentes procesos que se requieren para acompañar los procesos académico-administrativos de los programas.
  • No disposición a escuchar (Dificultad para dialogar), más incomunicación  y  negación de los otros a las otras y rencillas políticas ideológicas, eso conduce a un desorden académico.

POLITIZACIÓN

  • Arraigos ideológicos
  • No se reconoce al otro
  • Falta de respeto
  • Intereses particulares
  • Exceso de disenso
  • Conflicto interno
  • Hace referencia a la imposibilidad de reconciliar discursos ideológicos que imperan en la facultad y que en muchas ocasiones opacan los debates académicos.
  • Designa aquí un apoyo a una posición  o a un contenido político en contextos donde corrientemente no existiría, es decir, la politización estaría remplazando la profesionalización de las relaciones.  Igualmente, en periodos electorales identifica el apoyo del electorado a cierta figura o posición política.

 

 

 

 

 

VARIABLES / ZONA DE PODER

 

 

SIGNIFICADO ATRIBUIDO POR

LOS ACTORES RELEVANTES

 

ESTRUCTURA ORGANIZACIONAL

  • Estructura inadecuada.
  • Sobrecarga del personal administrativo
  • Falta de consolidación de estatutos reglamentarios

 

COMUNIDAD ACADÉMICA

  • Se refiere a los profesores.
  • Por comunidad académica entienden las relaciones de cooperación  que vinculan a estudiantes, profesores e investigadores en torno ejercicios académicos como: la comunicación escrita, el debate racional. Construcción y divulgación de conocimiento.
  • Existen esfuerzos individuales pero poco trabajo en equipo; son pocas personas para trabajar todos los proyectos que se quisiera y debiera
  • Se refiere a la relación existente entre docentes-investigadores y los procesos curriculares del programa académico.
  • A la necesidad de construir comunidades académicas que dialoguen entre sí, desde su desarrollo teórico y disciplinar .

IDENTIDAD/PERTENENCIA

  • No hay identidad, auto-reconocimiento.
  • No hay suficiente información ni incentivos
  • Necesidad de articulación de los Programas
  • Falta de apropiación del significado de la Facultad
  • Sentido de pertenencia económico pero no académico.

PARTICIPACIÓN

  • Poca participación, desmotivación
  • Hace referencia al desconocimiento que los representantes estudiantiles hacen de sus representados. Ante este hecho, los estudiantes plantearon que se deben estructurar canales de participación diferentes a los que existen actualmente.
  • Existe una noción difusa sobre el término. Si bien el termino puede ser entendido de manera general como tomar parte de algo. En los talleres los estudiantes no especificaron cómo pretenden que se les tome en cuenta. Algunas sugerencias son la creación de asambleas y grupos colegiados, pero al mismo tiempo han manifestado la anomia que tiene lugar cuando estas reuniones se llevan a cabo.

INFRAESTRUCTURA

  • Falta de recursos físicos, aulas insuficientes e inadecuadas.
  • Falta de espacios para la interacción académica y administrativa
  • Dificultades logísticas para la realización de actividades
  • Biblioteca desactualizada
  • Se refiere a la dificultad para acceder a salas de informática, salones y auditorios.
  • Falta de baños

PROCESOS ACADÉMICOS Y ADMINISTRATIVOS

  • Congestión de solicitudes, demora en los trámites, mala atención, rigidez y tramitomanía
  • incompetencia administrativa
  • Hace referencia a la demora en la solución de diferentes trámites, entre los que se cuentan: homologaciones, validaciones, matrículas extemporáneas, apoyos académicos y correcciones de nota.
  • Atención y pronta respuesta a las peticiones de los estudiantes

INVESTIGACIÓN

  • Pocos semilleros, poca investigación aplicada a los problemas del entorno
  • Se vinculan el tema docentes o la carencia de docentes y ausencia de comunidad académica, con la dificultad para consolidar procesos investigativos desde el desarrollo curricular.

PROYECCIÓN SOCIAL

  • Poca visibilidad

PERTINENCIA

  • Consideran que no hay suficiente interacción con el contexto regional
  • La carencia de profesores, espacios adecuados de estudio, y salidas de campo, termina generando un entorno que no garantiza la formación de profesionales de calidad.

PRESUPUESTO

  • Dificultades financieras para tener planta física, planta de profesores y recursos pedagógicos suficientes
  • Escasez y mal aprovechamiento de recursos
  • Centralización financiera que impide la autonomía de la facultad
  • Falta de apoyo a prácticas académicas
  • Los recursos de la Universidad son acaparados por la administración central y destinados para actividades particulares. Esto significa que los recursos de la universidad no se ponen al servicio de la formación…
  • Inseguridad frente a la proyección financiera.
  • Se refiere a la autonomía financiera y la no planificación  de programas

 

 

 

 

  1. 4.ESCENARIO DE REFERENCIA

FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS Y ARTES.

¡CAMBIAR ES IMPERATIVO!

La Facultad de Ciencias Humanas y Artes fue creada para responder a la necesidad de consolidar la producción y transmisión de conocimiento en las áreas de las Ciencias Sociales y humanas, al interior de la Universidad del Tolima. Esta facultad está llamada a posibilitar, por medio de acciones intencionales, tanto curriculares como pedagógicas, la materialización de un discurso y una práctica ética, estética y política en los diferentes profesionales formados por la institución.

Una responsabilidad de tal magnitud, debe otorgarle a la Facultad un lugar preponderante en las instancias que diseñan, implementan y evalúan las políticas académicas e investigativas, que orientan el quehacer institucional. De igual forma, debe convertirla en un interlocutor central de organismos gubernamentales y no gubernamentales a la hora de abordar productos, procesos y representaciones sociales, tanto para su identificación y análisis como para su intervención.

Sin embargo, las opiniones expresadas por los estudiantes, los egresados, los docentes/investigadores y los administrativos de la Facultad de Ciencias Humanas, presentan a la Facultad  como una unidad académica débil a la que se le dificulta significativamente liderar los procesos de formación humanística al interior de la institución.

El panorama descrito fue el siguiente:

 

El crecimiento permanente de estudiantes en 4 de los 5 programas académicos, hoy la Facultad cuenta con 1266 estudiantes, ha implicado la apertura de al menos 20 materias nuevas semestralmente. Durante el semestre B de 2013, a 14 asignaturas de los programas de pregrado les fue asignado docente de forma extemporánea, la extemporaneidad alcanzó hasta ocho semanas de diferencia entre el inicio formal de actividades académicas  y la asignación del docente.

 

Una de las razones por la cuales la Facultad abre en promedio tres convocatorias semestrales para la selección de docentes catedráticos, se debe al bajo número de profesores de planta adscritos al Departamento de Ciencias sociales y Jurídicas, y al Departamento de Humanidades y Artes. Por cada profesor de planta, existen 3,2 profesores catedráticos. En promedio el 45% de las asignaturas que se van a concurso son declaradas desiertas. Para efecto de la asignación de docentes durante el presente semestre, un total de 12 asignaturas de las 30 convocadas, no lograron seleccionar profesor, en tres convocatorias distintas.

 

Es fácilmente deducible que una facultad que no logra asignar la totalidad de docentes que necesita, termina generando insatisfacción y desmotivación en los estudiantes a su cargo, y termina condenando a los programas a ser irrelevantes a nivel institucional, local y departamental, ya que no cuentan con el componente humano y profesional que lidere los procesos de docencia, investigación y proyección social en el marco de los diferentes currículos.

Si La Facultad sigue por este camino, terminará por darle la razón a quienes se opusieron a su creación, argumentando que la existencia de una Facultad de estas características no lograría cambios significativos en cuanto a la producción y transmisión del conocimiento social y humanístico, hecho hasta entonces, por el Departamento de Ciencias Sociales adscrito a la Facultad de Educación. Muchos de los detractores de la Facultad, plantearon abiertamente que crear otra estructura burocrática, obligaría a la Universidad a disminuir los ingresos de las facultades existentes y generaría más problemas que soluciones al desarrollo institucional. Entre los problemas previstos se encontraba el de la infraestructura.

En cuanto al tema de la infraestructura, 35 asignaturas de los programas académicos de la Facultad, durante el semestre B de 2013, se encuentran sin salón definido para el desarrollo de los contenidos curriculares. Este hecho afecta a 221 estudiantes de los que están matriculados en programas de la Facultad. En la realidad, el docente y los estudiantes matriculados en una de esas 35 asignaturas, se ven obligados a buscar un salón libre para cada uno de los encuentros programados, o en el mejor de los casos identifican y usan un salón, que aunque aparece asignado en plataforma, no es utilizado por el programa o docente que previamente lo reservó.

El hecho de que un programa pueda reservar un salón y no emplearlo a lo largo del semestre, parece un problema imputable a la planeación de la facultad. Por lo menos, es lo que se evidencia en la opinión expresada por diferentes actores en el marco de los talleres adelantados por el Consejo de Facultad. La reflexión implícita en las opiniones dadas por los actores relevantes, es que la facultad oferta cupos sin tener capacidad instalada, que permita garantizar las condiciones mínimas para un efectivo proceso de enseñanza- aprendizaje.

La dificultad para asignar docentes y salones en las fechas regulares del calendario académico, tanto para las nuevas asignaturas como para las ya desarrolladas desde semestres anteriores, ha creado la imagen entre los estudiantes, de una Facultad que improvisa permanentemente y que no puede garantizar procesos formativos de calidad. La opinión generalizada entre los estudiantes es que en la Facultad se van a graduar profesionales sin habilidades básicas para desempeñarse laboralmente. 

 

Muchos de los estudiantes señalan, que no se debe desestimar el hecho de que la Facultad de Ciencias Humanas limita de forma reiterada, el contacto de los estudiantes con discursos y prácticas académicas de otras instituciones educativas e investigativas. Que cerca de 300 estudiantes soliciten apoyo para la asistencia a eventos académicos nacionales e incluso internacionales y que sólo sea apoyado el 40% de ellos, con una ayuda para el desplazamiento, evidencia un desinterés de la dirección académica de la Facultad por garantizar procesos de formación integral.

 

La facultad no asigna docentes en los tiempos establecidos, no cuenta con el número de salones necesarios para adelantar el desarrollo de las asignaturas y tampoco respalda decididamente el interés de los estudiantes por participar en actividades académicas directamente relacionadas con sus campos de estudio.

 

Uno de los filtros que la Facultad ha determinado para el otorgamiento de la ayuda económica, es el de la inscripción de una ponencia por parte de los estudiantes en los diferentes eventos en los que planean  participar, pero es revelador que en la actualidad,menos de 200 estudiantes (15,76%), de los 1266 existentes, pertenezcan a un semillero de investigación y cuenten con el asesoramiento de un docente en el diseño de sus ponencias.

 

La dificultad para obtener un apoyo académico, se articula con la lentitud en la solución de diferentes trámites administrativos a los que los estudiantes deben someterse. El Consejo de Facultad y la Secretaría Académica tramitan 95 casos estudiantiles mensualmente. Correcciones de nota, adiciones en lista, matrículas extemporáneas, cancelaciones de semestre, homologaciones, validaciones, requieren la generación de un acto administrativo que debe surtir diferentes procesos ante diferentes instancias, para responder a las solicitudes elevadas por los estudiantes.

 

Es importante señalar que uno de los trámites que requiere menor tiempo para su culminación, es el de corrección de nota. Este trámite puede tomarse en promedio tres semanas desde la radicación de la solicitud hasta la aparición de la nota corregida en plataforma. Por el contrario, un trámite como la homologación de una asignatura, requiere en promedio tres meses para ser resuelto y uno de segundo evaluador requiere seis. Este hecho ha afianzado la imagen de una Facultad inoperante y burocratizada a la que hay que interponer derechos de petición o tutelas, para una efectiva respuesta frente a las solicitudes que se le realizan.Los trámites se resolverán de forma lenta y desordenada, ahondando la lectura de que los procesos administrativos hacen más difícil la dinámica académica al interior de la Facultad.

 

A pesar de los aspectos anteriormente abordados, es necesario señalar que los diferentes miembros de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes plantean como un logro la existencia misma de la Facultad, aunque se pone de manifiesto que la creación, por sí misma, no garantizó, ni garantizará un escenario académico e investigativo capaz de aglutinar voluntades y materializar sueños académicos y personales. Por esta razón, y ante la necesidad inaplazable de transformar las imágenes y la realidad misma, que los diferentes actores consultados han dibujado sobre esta unidad académica, es hora de apostar por un proceso de planeación colectivo en el que seamos escuchados todos y en el que se estructure una imagen y una realidad distinta, para una Facultad vital en el marco de la educación pública del Departamento del Tolima.



[1]Consejo Facultad De Ciencias Humanas Y Artes. Sesión Ordinaria. Acta No. 001 Enero/13/ 2011.

[2] Coordinación de Proyección Social. Informe Ejecutivo, 2012.

[3]Proyecto de creación de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes y los programas académicos de: antropología, historia, ciencia política, sociología, derecho y artesplásticas. Ibagué, 22 de octubre de 2008

[4]En 2009 el aumento de la oferta académica de la UT ascendió a un total de 23 programas. Los de posgrado fueron 21. Por su parte, las matriculas aumentaron en 46 %  para el período 1005-2009  debido al “aumento significativo de matriculados en los programas de nivel de pregrado y posgrado en la modalidad a distancia, como resultado del proyecto de cobertura departamental y nacional del Instituto de Educación a Distancia en los últimos años a través de los diferentes convenios con otras universidades reconocidas del país”. Universidad del Tolima. Boletín estadístico de la Universidad del Tolima. Ibagué: Editorial de la UT, 2010: 18

[5] Vicerrectoría Académica UT.  Presentación de Facultad de Ciencias Humanas y Artes, octubre de 2008

[6]Miguel Espinoza y Lisandro Angulo. Contextos, internacional, nacional y regional. Insumo para el Plan de Desarrollo de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes de la Universidad del Tolima. Ibagué: Facultad de Educación de la UT, 33

[7]Presentación: Estado actual de los programas de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes, UT. 2012

[8]Consejo Facultad De Ciencias Humanas Y Artes. Sesión Ordinaria. Acta No. 002 Enero/20/ 2011

[9]En ciclos posteriores de la planeación podrá hacerse una clasificación de relaciones indirectas (MIC MAC) rica en enseñanzas, que permite develar ciertas variables que en razón a sus acciones indirectas juegan un papel principal que la clasificación directa no pone de manifiesto.

pdf download

Eres el Visitante No. 4648933

  

       colciencias      

  canalzoom logoSiembratalento  comite ambiental fodesep2   logo-jovenes-en-accion 1 LOGOS MIINCULTURA 2015 POLICROMIìA VERTICAL